Artículo

Manos a la cultura

Música, pintura, dibujo, oratoria, teatro, canto y baile; son algunas de las actividades que si se fomentan en los niños, pueden dar muy buenos frutos en su crecimiento.
No sólo desde una perspectiva profesional para que los niños quieran convertirse en grandes cantantes, actores o bailarines, sino también como un buen complemento de sus actividades diarias. La práctica de alguna disciplina artística ayuda a que los niños desarrollen una serie de habilidades que no sólo se aplican en el terreno de las artes.